Elisabet Cejudo Velasco. Abogada.

CocheDesde el 1 de enero de 2016 en que entró en vigor la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en los accidentes de circulación, las cosas han cambiado bastante para los perjudicados o víctimas de un siniestro, tanto en la cuantificación de las indemnizaciones como en la ampliación de las mismas a nuevos beneficiarios y en el procedimiento a seguir, previo a la vía judicial,  introduciendo la obligada Oferta Motivada (o en su defecto Respuesta Motivada) a la reclamación realizada por el perjudicado a la aseguradora responsable y la posibilidad de acudir al procedimiento de mediación.

Esta Reforma modifica en su artículo Único el Texto Refundido de la Ley sobre Responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, aprobado por Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, a la que nos vamos a dirigir cuando especifiquemos algún artículo.

Con la entrada en vigor de la Ley todos los accidentes ocurridos desde las 00’00 horas del día 1 de Enero de 2016 verán incrementadas sus indemnizaciones en hasta un 50% con respecto a los accidentes sufridos hasta las 23’59 horas del día 31.12.2015. El objetivo de este incremento indemnizatorio ha sido intentar adaptarse a las características concretas de la víctima, ya que se tienen en cuenta, a la hora de valorar las lesiones (o muerte) y posibles secuelas, las circunstancias personales, familiares, laborales o profesionales de víctimas y perjudicados. Además, como novedad se incorpora la cobertura en gastos derivados, por ejemplo, de gastos médicos futuros, determinados gastos de rehabilitación o sustitución de prótesis en lesionados graves.

Además, de forma excepcional, los familiares de fallecidos o grandes lesionados podrán resarcirse durante seis meses de los costes del tratamiento psicológico que precisen como consecuencia del accidente en cuestión.

Nuevos beneficiarios

Una novedad importante es que por primera vez se reconoce la cualidad de beneficiario de indemnizaciones en caso de fallecimiento a los allegados de la víctima, personas que hubieran convivido familiarmente con ella durante un mínimo de cinco años inmediatamente anteriores al fallecimiento y fueran especialmente cercanas en parentesco o afectividad. Igualmente, se equipara al con el cónyuge viudo al miembro supérstite  de una pareja de hecho estable constituida registralmente o que hubiera convivido un mínimo de un año o menos si tienen hijo en común. (art. 36).

Tienen la condición de sujetos perjudicados (artículos 32 y 62 y siguientes): a) en primer lugar la victima del siniestro; b) para el caso de fallecimiento contamos con cinco categorías de perjudicados: 1. Cónyuge viudo. 2. Los ascendientes. 3. Los descendientes. 4. Los hermanos. 5. Los allegados.

Daños objeto de valoración

El art. 34 establece que son indemnizables la muerte, las secuelas y las lesiones temporales conforme a lo establecido en las Tablas 1,2, y 3 del Anexo con teniendo de forma separada cada una de las Tablas la reparación de los daños personales básicos (equivalente al día “no impeditivo” como perjuicio común de todo lesionado desde el accidente hasta la curación de las lesiones), los perjuicios personales particulares ( se corresponden con el impedimento o limitación que las lesiones o su tratamiento producen en la autonomía o desarrollo personal del lesionado distinguiéndose en: muy grave, grave y moderado) y los perjuicios patrimoniales (con distinción entre el lucro cesante y el daño emergente).

Los art. 61 y siguientes nos dicen cómo se realizaran las valoraciones concretas de los daños indemnizables acordes a las circunstancias y categoría de perjudicados. Es decir, los daños personales básicos, los perjuicios personales particulares u los perjuicios patrimoniales serán valorados de forma independiente y atendiendo a las circunstancias concretas de cada uno de los perjudicados.

Es muy aconsejable la intervención de un profesional dada la complejidad actual en cuanto al cálculo de las indemnizaciones ya que tiene en cuenta múltiples factores y categorías tanto patrimoniales como extrapatrimoniales.

Reclamación Extrajudicial

Otra novedad importante de la reforma es la introducción de la Oferta Motivada de la compañía aseguradora del vehículo con cargo al seguro obligatorio lo implica que el perjudicado por un accidente de circulación antes de acudir a la vía judicial debe reclamar extrajudicialmente a la aseguradora responsable.

El perjudicado o sus herederos tienen acción directa frente a la aseguradora para exigir el resarcimiento de los daños causados consecuencia de un accidente de tráfico, acción de reclamación que prescribe al año. Tras las causación de un accidente el perjudicado debe comunicar fehacientemente a la compañía aseguradora (responsable) la existencia del siniestro, sus circunstancias, la identificación del conductor si se conociere y la indemnización que se reclama (de ser cuantificable en ese momento). Una vez recibida dicha comunicación la aseguradora en el plazo de tres meses deberá remitir al perjudicado una oferta motivada de indemnización si entendiera acreditada la responsabilidad y cuantificado el daño, en caso contrario dará una respuesta motivada. Tanto la oferta como la respuesta motivada tienen que cumplir los requisitos de los apartados 3 y 4 del art. 7

  • «3. Para que sea válida a los efectos de esta Ley, la oferta motivada deberá cumplir los siguientes requisitos: a) Contendrá una propuesta de indemnización por los daños en las personas y en los bienes que pudieran haberse derivado del siniestro. En caso de que concurran daños a las personas y en los bienes figurará de forma separada la valoración y la indemnización ofertada para unos y otros. b) Los daños y perjuicios causados a las personas se calcularán según los criterios e importes que se recogen en el Título IV y el Anexo de esta Ley. c) Contendrá, de forma desglosada y detallada, los documentos, informes o cualquier otra información de que se disponga para la valoración de los daños, incluyendo el informe médico definitivo, e identificará aquéllos en que se ha basado para cuantificar de forma precisa la indemnización ofertada, de manera que el perjudicado tenga los elementos de juicio necesarios para decidir su aceptación o rechazo. d) Se hará constar que el pago del importe que se ofrece no se condiciona a la renuncia por el perjudicado del ejercicio de futuras acciones en el caso de que la indemnización percibida fuera inferior a la que en derecho pueda corresponderle. e) Podrá consignarse para pago la cantidad ofrecida. La consignación podrá hacerse en dinero efectivo, mediante un aval solidario de duración indefinida y pagadero a primer requerimiento emitido por entidad de crédito o sociedad de garantía recíproca o por cualquier otro medio que, a juicio del órgano jurisdiccional correspondiente, garantice la inmediata disponibilidad, en su caso, de la cantidad consignada.
  • 4. En el supuesto de que el asegurador no realice una oferta motivada de indemnización, deberá dar una respuesta motivada ajustada a los siguientes requisitos: a) Dará contestación suficiente a la reclamación formulada, con indicación del motivo que impide efectuar la oferta de indemnización, bien sea porque no esté determinada la responsabilidad, bien porque no se haya podido cuantificar el daño o bien porque existe alguna otra causa que justifique el rechazo de la reclamación, que deberá ser especificada. Cuando dicho motivo sea la dilatación en el tiempo del proceso de curación del perjudicado y no fuera posible determinar el alcance total de las secuelas padecidas a causa del accidente o porque, por cualquier motivo, no se pudiera cuantificar plenamente el daño, la respuesta motivada deberá incluir: 1.º La referencia a los pagos a cuenta o pagos parciales anticipados a cuenta de la indemnización resultante final, atendiendo a la naturaleza y entidad de los daños. 2.º El compromiso del asegurador de presentar oferta motivada de indemnización tan pronto como se hayan cuantificado los daños y, hasta ese momento, de informar motivadamente de la situación del siniestro cada dos meses desde el envío de la respuesta. b) Contendrá, de forma desglosada y detallada, los documentos, informes o cualquier otra información de que se disponga, incluyendo el informe médico definitivo, que acrediten las razones de la entidad aseguradora para no dar una oferta motivada. c) Incluirá una mención a que no requiere aceptación o rechazo expreso por el perjudicado, ni afecta al ejercicio de cualesquiera acciones que puedan corresponderle para hacer valer sus derechos.”

Si el perjudicado no está conforme con la Oferta motivada las partes solicitar nuevos informes periciales incluso al Instituto de Medicina Legal a costa del asegurador. El perjudicado también podrá solicitar de no estar de acuerdo Informe al Instituto de Medicina Legal. Esta nueva pericial obliga al asegurador a realizar una nueva oferta vinculante.

Una vez realizada la oferta o respuesta motivada el perjudicado, de no estar conforme, puede acudir al procedimiento de mediación o a la vía judicial correspondiente en reclamación de sus derechos. Pero se debe recordar que la reclamación previa es preceptiva y no se admitirá ningún procedimiento judicial, de conformidad con el art. 403 LEC, que no acredite la reclamación al asegurador y la correspondiente oferta o respuesta motivada, en su caso.

Aunque esta nueva reforma ha mejorado las indemnizaciones a los perjudicados en accidentes de circulación, actualizándolas y ajustándolas a las circunstancias concretas, el procedimiento de reclamación extrajudicial se ha formalizado por lo que en aras de obtener una solución adecuada los perjudicados deberán buscar asesoramiento previo y los más próximo posible a la causación del accidente en aras de no verse perjudicado en sus derechos por falta de cumplimiento de los procedimientos ahora preceptivos.

Ya no basta con suscribir la DAA y que por el Servicio de Atención Sanitaria o las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad se elaboren los oportunos partes para que el mecanismo resarcitorio se inicie y con el se obtenga, sin más, la merecida indemnización por las lesiones, o la muerte, sufridas.

13 de julio de 2016

Elisabet Cejudo Velasco. Abogada.


No dude en contactar con uno de nuestros abogados si desea contar con uno de nuestros letrados expertos en reclamaciones judiciales en materia de tráfico.


 

Valóranos en Google
Si esta información le ha sido útil le agradecemos mucho que nos valore con 5 estrellas en GOOGLE haciendo click en el siguiente botón.
Otros lectores ya lo han hecho y esto es lo que opinan...

Recibe presupuesto sin compromiso

¿En qué podemos ayudarle?

Rellene el formulario o llámenos al +34 983 377 435. Estaremos encantados de atenderle.

Nombre*
Protección de Datos*